La adolescente estadounidense Billie Eilish se convirtió a sus 18 años en la artista más joven en interpretar el tema principal de un film de la saga de James Bond, con No Time To Die (Sin tiempo para morir), que llegó a las carteleras musicales hace dos semanas.

El tema, compuesto por Eilish y su hermano Finneas O’Connel, se suma a una larga lista de artistas que se han subido al tren musical de Bond, que ha dejado varios clásicos y alguno que otro fracaso.

¿Pero qué es lo que se busca en el tema principal de la saga del Agente 007? Según los expertos de la BBC, la canción debe tener la personalidad de su autor y de la saga, una gran estrella que la interprete, ser elegante, épica, con arreglos orquestales y reflejar su época. Y si se convierte en un éxito comercial, mucho mejor. Junto a Eilish, son varios los artistas que han intentado llegar a eso.


No Time To Die: La canción de Eilish fue bien recibida por los críticos, que la colocan muy por encima de Writing’s On The Wall, de Sam Smith; pero por debajo de joyas de la saga como Skyfall, de Adele; esto porque intenta ser épica y emocional, pero no lo logra del todo.
En sus cuatro minutos de duración, No Time To Die tiene cierto aire de despedida (es al última cinta de Daniel Craig como Bond) y un estilo que recuerda a Lana del Rey, pero a la vez refleja a la franquicia sin que Eilish pierda su esencia. La letra referencia a mentiras y engaños: “Debería haber sabido que me dejarían sola”, canta Eilish al inicio, centrándose en la soledad del espía.

Goldfinger: La galesa Shirley Bassey fue la primera gran estrella en interpretar el tema principal de la saga. Ella cantó Goldfinger (de John Barry, Leslie Bricusse y Anthony Newley) para el filme homónimo de 1964. La canción fue incluida en la lista de los mejores temas fílmicos del Instituto de Cine Estadounidense por su aproximación épica, su estética descarada y la intrépida interpretación de Bassey. Se le destaca como el más icónico de la franquicia.
Bassey es la única vocalista en cantar más de un tema principal para la saga. Repitió con Diamonds are Forever (1971) y Moonraker (1979).

A View to a Kill: Interpretada por la banda inglesa de new wave Duran Duran, y compuesta por John Barry y Duran Duran, A View to Kill (del film del mismo nombre de 1985), es el único tema de la franquicia en alcanzar el número uno de la cartelera Hot 100 de la revista Billboard. Al tema se le atribuye haberle dado un sacudón a la “fórmula Bond”, en un primer paso para actualizar su enfoque y estética.

Skyfall: Interpretada por Adele y compuesta por Adele y Paul Epworth para el film del mismo nombre, es el primer tema principal de la franquicia en alzarse con el Oscar a la Mejor canción original (2012). Se convirtió en un éxito global, alcanzando el número 1 en diversos países (en el Hot 100 de Billboard llegó al lugar 6) y como sencillo vendió más de 7 millones de copias , convirtiéndose en el más exitoso de la saga.

Writing’s On The Wall (El escrito en la pared): Fue compuesta por Sam Smith y Jimmy Napes, y cantada por Sam Smith, para el film Spectre (2015). Aunque tuvo mucho éxito en Europa, en el resto del mundo no logró destacar. Aún así, fue premiada con el Oscar a la Mejor canción original en 2016, una decisión que sorprendió a los críticos que consideraban que el tema Till It Happen To You de Lady Gaga era la justa ganadora ese año.

Live And Let Die (Vive y deja morir): Fue el tema principal de la cinta homónima de 1973, la octava de la franquicia del agente al servicio de Su Majestad. Compuesto e interpretado por Paul McCartney y su primera esposa Linda (1941-1998), es un tema ícono del rock mundial. Alcanzó el número uno en varias carteleras del orbe, incluido Estados Unidos (aunque no en el Hot 100 de Billboard). Fue nominada al Oscar (Mejor canción original, 1974).

Adrienne Warren plays the adult Tina Turner in the new biographical musical.

Goldeneye: Compuesta por Bono y The Edge, del grupo irlandés U2, y cantada por la estadounidense Tina Turner, Goldeneye fue el tema principal del filme 17 de la franquicia. Se estrenó en 1995 entre críticas por sus arreglos electrónicos y acompañamientos percusivos y pausados no característicos de las bandas sonoras de la saga. Aún así, la canción fue destacada por la poderosa y dominante interpretación de Turner.

Nobody Does It Better (Nadie lo hace mejor): Es una power ballad que sirvió como tema principal del film The Spy Who Loved Me (El espía que me amó). Fue interpretada por Carly Simon, quien también es la autora de la letra. La música fue compuesta por Marvin Hamlisch. Fue la primera canción de la saga con un título diferente a la película, y se transformó en un éxito mundial. Se mantuvo tres semanas en el lugar 2 del Hot 100 de Billboard.

The World is Not Enough (El mundo no es suficiente): Es el tema principal de la película homónima, fue compuesta por David Arnold y Don Back, e interpretado por la banda de rock alternativo Garbage. Fue destacado por los críticos como uno de los mejores de la franquicia. La canción, además, fue uno de los mayores éxitos comerciales del grupo escocés-estadounidense, y su video, dirigido por Phillip Stölzl, fue uno de los más rotados en 1999 en MTV.

 

For Your Eyes Only: Fue el tema principal de la película homónima, la doceava de la franquicia. Compuesta por Bill Conti y Mick Leeson, fue interpretada por la cantante escocesa Sheena Easton. Fue un gran éxito comercial en el orbe. Alcanzó el número 4 en el Hot 100 de Billboard y estuvo nominada al Oscar en 1982.

Another Way To Die: Es el único tema de la saga a la fecha interpretado a dúo por dos estrellas de la música: Alicia Keys y Jack White. La canción, para la película Quantum of Solace (2008), combinó el blues de Keys con el garage rock de White y el resultado fue extraño. Para muchos críticos este es el peor tema de la saga.

Die Another Day: Es el tema principal de la película del mismo nombre de 2002. Cantada por Madonna, fue compuesta por la reina del pop y Mirwais Ahmadzaï. Es el primer tema de la saga en el género electroclash y alcanzó al número 6 en el Hot 100 de Billboard. Para muchos es estilo más que sustancia e integra el grupo de «canciones a olvidar» de la saga, según los críticos.

 

You Only Live Twice: Fue la canción principal de la película homónima de la saga. John Barry y Leslie Bricusse crearon letra y música, mientras que Nancy Sinatra fue la escogida para interpretarla. Se le considera de las mejores canciones de la franquicia. Fue un éxito en las carteleras, pero en una versión distinta a la de la película.

Facebook Comments