hombre-globos
Foto Cortesía

El ilusionista estadounidense David Blaine realizó con éxito su último gran truco, elevándose hasta los 24.900 pies de altura sobre el desierto de Arizona colgado únicamente de 52 globos de helio.

Blaine permaneció en el aire durante más de 45 minutos y estuvo cerca de lograr la altura a la que viajan los aviones comerciales que están sobre los 30.000 pies de distancia al suelo.

Leer también: Aunque se retiren del deporte, tienen cómo sacarle provecho a su cuerpo

“Esto es un sueño”, señaló el ilusionista mientras estaba colgado de los globos, tal como volaba la casa de Mr. Fredricksen en la icónica película animada de Disney, Up. En todo momento estuvo comunicado con su equipo que monitoreaba su estado y altitud.

El proyecto, primero que Blaine realiza en vivo desde 2012, se llama Ascensión y tuvo al mago colgando de 52 globos cargados con helio antes de soltarse y caer a tierra con un paracaídas.

El ilusionista empujó los límites de su propio proyecto, tras alcanzar la meta de los 18,000 metros, pidió mantenerse en el aire para seguir el ascenso. De esta manera, para hacerlo comenzó a recibir asistencia de oxígeno hasta lograr superar los 24.900 pies de altura, que equivalen a más de 4.7 millas.

Cabe destacar que, el reto se iba a desarrollar originalmente sobre el río Hudson en Nueva York, pero las condiciones climáticas lo hicieron cambiar la locación al desierto de Arizona, Así, Blaine aseguró que “aunque parece una escena del sueño de cualquier niño, Ascensión es uno de los actos más ambiciosos de mi vida”.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments