Figura en el libro Guinnes de los Récords como el restaurante más antiguo del mundo y, desde que abrió en 1725; el horno de leña de Casa Botín no se apagó nunca.

Cerró sus puertas por la emergencia sanitaria; pero el horno lo mantuvieron en funcionamiento y este semana volvió a dorar sus asados.

Casa Botín reabrió este miércoles 01 de julio, con un menú adaptado de forma temporal, aunque mantiene especialidades como el cochinillo, el cordero y la merluza al horno.

Leer también: Hoy vuelve René Pérez con sus líricas alocadas y sexuales

 

“Cocinados como lo hacían nuestros abuelos”, destacó la compañía; con todas las medidas de seguridad y un “entrenamiento especial” para sus 68 trabajadores sobre las medidas que requiere el Ministerio de Sanidad frente al Covid-19.

La familia González actual propietaria señaló, “Volvemos con prudencia, pero con más ilusión, si cabe, porque Casa Botín nunca había cerrado en sus casi 300 años de historia. La situación sigue siendo delicada y hemos retrasado la apertura hasta ahora para estar seguros de que podíamos mantener todas las medidas de seguridad”.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments