Las firmas francesas Yves Saint Laurent y Balenciaga anunciaron que fabricarán mascarillas para combatir la pandemia.

Debido a la escasez del producto en Francia, este 22 de marzo, Kering – grupo al que pertenecen dichas marcas y es liderado por François-Henri Pinault, esposo de Salma Hayek- informó la colaboración que estarán realizando.

Ambas casas de moda ya están preparadas para comenzar su elaboración, dentro del «respeto a las medidas de protección sanitaria más estrictas», en cuanto a que los procedimientos y materiales sean homologados por las autoridades competentes.

Es importante precisar que, aunque Kering no precisó la cantidad que va a fabricarse, indicó que, de forma paralela, entregará a los servicios sanitarios franceses tres millones de mascarillas quirúrgicas compradas e importadas en China.

Días atrás, el grupo Kering y sus diferentes empresas ya habían hecho una donación en Italia a cuatro fundaciones hospitalarias en Lombardía, Venecia, Toscana y el Lacio.

El esfuerzo se suma al de otro grupo, LVMH, que empezó a elaborar gel hidroalcohólico en grandes cantidades y ha ofrecido al Gobierno una primera entrega de 10 millones de mascarillas, valorada en cinco millones de euros.

Facebook Comments