Fue el último en entrar a los Beatles y el primero en irse, Ringo Starr celebra su cumpleaños en medio del confinamiento que le impide seguir con su tradición de más de una década de llevar cada año un mensaje de Paz a un lugar distinto en el mundo.

El artista que cuenta con una gran comunidad de seguidores en las redes sociales y que siempre firma sus post con la frase “peace&love”, celebra cada año de vida en una ciudad distinta indicando que “Estoy contento de haber nacido y de estar aquí”.

Leer también: Hoy vuelve René Pérez con sus líricas alocadas y sexuales

Con motivo de la celebración de sus 80 años de vida te traemos siete momentos y escenas claves en la vida del Beatles​ de la eterna sonrisa.

Su verdadero nombre

El 7 de julio de 1940 nació en Liverpool Richard Starkey, el mismo nombre que su progenitor; nombre que luego cambiaría a Ringo Starr. El nombre provenía de los anillos rings y lo eligió por su sonoridad y personalidad. El apellido fue resultado de abreviar el suyo y de asociarlo con su anhelo, ser una estrella.

Su primera cirugía

A los cinco años comenzó a quejarse de un dolor en el abdomen, luego de varios remedios caseros no se logro nada y hubo que operar de urgencia. La vida del chico corría peligro. Una apendicitis se había transformado en una severa peritonitis. La intervención médica llegó a tiempo. Pero la convalecencia fue larga. El pequeño Ritchie perdió el año escolar.

Sus comienzos con la baquetas

Durante su adolescencia fue diagnosticado con Tuberculosis, dos años de intervención y una baja probabilidad de estudios Ritchie como se le conocía en casa; recibió el regalo que marcaría su vida, alguien que lo visito le dejo un par de baquetas las cuales comenzó a golpear en todo, hasta llegar al punto de unirse a la banda del hospital, luego de recibir el alta los estudios ya no eran su prioridad.

Quién fue Harry Graves

Luego de que su padre los abandonara, su madre se volvió a casar con Harry Graves, junto a él Starr conoció la música Big bands de la era del swing y muchos crooners, y para un cumpleaños le regalo su primera batería, de segunda mano pero bastante profesional y así junto a las baquetas que recibió en el hospital arrancó su carrera.

Sus comienzos

Para época en Liverpool era muy común la búsqueda de baterista con su propio equipo y luego de tocar con muchas bandas locales se consiguió con Rory and The Hurricanes, que pronto se convirtió en el más exitoso de la zona.

En 1960, en Hamburgo, se cruzó por primeras vez con los Beatles. Tocaban en el mismo lugar pero Rory y su banda cobraban más. En algún momento de esa temporada tocó la batería para Paul McCartney, John Lennon y George Harrison.

14 de agosto de 1962

Ese día los Beatles despidieron a Pete Best y lo invitaron a ser su baterista. A partir de esa tarde, Ringo, contra todos los pronósticos, entró a la historia.

Paul McCartney alguna vez declaró: “Recién cuando hicimos el primer show en The Cavern con Ringo, recién ahí en 1962, fui una verdadera banda. Si Ringo estaba detrás, uno nunca tenía que darse vuelta. Sabía que todo iba a salir bien”.

El Beatle de la paz

Luego de la separación de la banda muchos fueron los inconveniente que se presentaron, las peleas entre John y Paul por las canciones; siendo Ringo el que mejor relación tuvo con los demás, al que todos acudían e invitaban a sus grabaciones participando en los discos de los otros tres integrantes y sus shows.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments