Este sábado, 22 de febrero, la cantante Rihanna fue honrada con el Premio del Presidente por sus esfuerzos filantrópicos en los NAACP Image Awards en Pasadena, California, y su discurso no pasó por alto, al punto de ser catalogado entre sus colegas y cibernautas como «poderoso».

La también actriz destacó en sus palabras que estaba segura de alejar el enfoque de sí misma porque se trataba de un mensaje más grande esa noche.

“Esta noche no se trata realmente de mí, porque el propósito es más grande que yo” dijo al aceptar su premio.

“No es más grande que nosotros juntos, pero es más grande que yo, porque mi parte es una parte muy pequeña del trabajo que se está haciendo en este mundo y del trabajo que aún está por hacer”, continuó.

Es importante destacar que la discriminación es una de las eternas batallas de la diva del pop. De hecho, llegó a declinar la oferta de actuar en el espectáculo del intermedio del Super Bowl por considerar racista a la National Football League. Aunque no es su única lucha; si algo ha caracterizado los desfiles ofrecidos por la firma lencera, de la que lleva la dirección creativa, es la variedad étnica y física.

Luciendo un vestido morado de Givenchy con tacones de satén personalizados de Manolo Blahnik, la artista dijo que centrarse en las diferencias que tenemos con los demás, solo creará más división: el problema de una persona es el problema de todos.

“Si hay algo que he aprendido, es que podemos arreglar este mundo juntos”, precisó.

«No podemos hacerlo divididos. No puedo enfatizar eso lo suficiente. No podemos dejar que la sensibilidad se filtre. Es un problema de mujeres. Es un problema de los negros. Es un problema de gente pobre. ¿Cuántos de nosotros en esta sala tenemos colegas y compañeros y amigos de otras razas, sexos, religiones?; ¿Alzar las manos? Bueno, entonces quieren partir el pan contigo, ¿verdad? ¿Les agradas? Bueno, entonces este es su problema, también», vociferó.

Rihanna es considerada una de las artistas musicales más influyentes y exitosas del siglo XXI. El reconocimiento ha sido entregado en ediciones anteriores a personalidades comoShawn “JAY-Z” Carter, Jesse Jackson, Lauryn Hill, Soledad O’Brien, Colin Powell, Condoleezza Rice y Muhammad Alí.

Derrick Johnson, presidente y CEO de NAACP explicó: “Desde sus logros comerciales a través de Fenty hasta su tremendo historial como activista y filántropa, Rihanna personifica el tipo de carácter, gracia y devoción a la justicia que buscamos destacar en nuestro Premio del Presidente”.

Facebook Comments