Campbell - Cortesía
Campbell - Cortesía

El señor de nombre Bruce Campbell decidió hace mucho tiempo que quería vivir dentro de un avión en medio de un paisaje.

Se trata de un ingeniero eléctrico, jubilado, que siempre tuvo una visión creativa de la vida. Cuando todavía tenía veintitantos años, pagó por un terreno de diez acres en los bosques de Hillsboro, Oregon. Le costó $ 23,000 en ese entonces. Podría estar escondido en el bosque, pero sabía qué hacer con él.

Campbell - Cortesía
Campbell – Cortesía

No es de extrañar que Bruce Campbell tuviera dificultades para tomar un avión y convertirlo en su propia casa. Hubo varios reveses que tuvo que superar en esta búsqueda.

¿Te imaginas lo que debe ser llevar un avión enorme allí? Aparte de eso, ¿cómo se puede transformar algo como el Boeing 727 en un lugar en el que pueda vivir cómodamente, día tras día?

Campbell - Cortesía
Campbell – Cortesía

Bueno, lo primero que debes saber es que este es un hombre talentoso.

El adulto de 64 años era en realidad un ingeniero eléctrico antes de decidir que era hora de jubilarse. Para él, los aviones tienen más potencial del que pensamos. Este hombre tomó un avión viejo y lo salvó de su destino de chatarra convirtiéndolo en una morada fascinante.

Campbell - Cortesía
Campbell – Cortesía

En 1999, decidió comprar un avión Boeing 727, pagó $ 100,000 por una unidad de Olympic Airways, que estaba estacionada en el aeropuerto de Atenas.

El hombre después pagaría 120.000 dólares para poder llevar el avión a Oregón y comenzar su plan. Ubicar la aeronave en el sitio deseado también fue engorroso, sin embargo tras lograrlo todo lo demás fue más sencillo.

Campbell - Cortesía
Campbell – Cortesía

El aparato ya no solo sería su hogar, sino que Campbell para recuperar la inversión lo usó como una atracción para que la gente pagara por visitar y pasar una noche en la casa-avión.

Leer también: Kristen Stewart quiere vender esta increíble mansión (+FOTOS)

Una idea que resultó brillante y, que pesar de lo difícil que resultó llevarla a cabo, terminó por llenar de suma satisfacción a su creador.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments