En una entrevista para la revista francesa Madame Figaro, la protagonista de la cinta Maléfica, Angelina Jolie, expresó que se perdió un poco después del divorcio en 2016 y llegó a pensar que era insignificante.

“No sé cuál es mi destino, pero de lo que estoy convencida es que ahora estoy en un período de transición, como un retorno a mis raíces, un retorno a mí misma porque me había perdido un poco. Creo que sucedió cuando mi relación con Brad estaba llegando a su fin, y luego al comienzo de nuestra separación”, detalló.

Asimismo, sostuvo que ya no se reconocía, que se sentía pequeña, casi insignificante. Además de sentir una profunda y auténtica tristeza, reveló Jolie.

La actriz se mostró más sincera que nunca al hablar de su vida tras su divorcio y reconoció lo mucho que le costó salir adelante tras una época verdaderamente difícil.

“Es una lección que les traslado a mis hijos. Yo tuve que redescubrir la alegría”, puntualizó.

En ese sentido, la intérprete de 44 años reconoció que sus hijos son el pilar fundamental de su vida pues fueron ellos quienes la ayudaron a salir de la complicada etapa.

Facebook Comments