Alejandro Sanz y Raquel Perea iniciciaron un complicado proceso de divorcio en el que la empresaria se declaró en guerra abierta contra el cantante.

Aunque al principio anunciaron que su separación era amistosa, una guerra de demandas posterior echó todo eso por tierra.

Según han filtrado medios españoles como Vanitatis y ABC, Perera entre otras cosas, una pensión alimenticia de 40 mil dólares mensuales.

La mujer, que también fue representante de Alejandro Sanz, exige que se repartan de manera equitativa los bienes que adquirieron cuando estaban juntos, alegando que durante su matrimonio se dedicó por completo a la carrera de su marido y a sus hijos.

De acuerdo ca la demanda, Perera también ha solicitado que se le impida al cantante sacar fondos, transferir dinero o hacer cualquier otro tipo de transacción de las cuentas de banco que tienen en común.

Sanz y Perera estuvieron casados durante 12 años

De acuerdo con la empresaria, Sanz canceló sus tarjetas de crédito, no ha pagado la colegiatura de sus hijos y aseguró que quiere sacarla con los menores de la casa que habitan actualmente, segúnr esña Telemundo.

Por otra parte, se supo que el cantautor madrileño pidió una reducción en la pensión, de los 40 mil dólares que plantea ella, a sólo 15 mil.

Lea también: ¡Fin de mundo! Julián Gil ahora defiende a Marjorie de Sousa

Esta no es la primera vez que Alejandro Sanz se enfrenta a una batalla legal con una ex. El artista vivió alho parecido con su primera esposa, la mexicana Jaydy Michel.

Cabe destacar, que según medios esapñoles y latinos, el divorcio de Sanz supuestamente se produjo por una infidelidad del autor de Corazón partío.

Facebook Comments