Actriz de La Casa de Papel sorprendió al mundo con noble gesto

Este 27 de marzo, un nuevo acontecimiento en España llamó la atención. Clara Alvarado, actriz de la popular serie La Casa de Papel se integró como enfermera, su segunda profesión, a apoyar la tarea en centros de urgencia.

Alvarado, quien interpretó a Ariadna en la primera temporada, actualmente está en un hospital de Madrid apoyando la labor ante la crisis sanitaria.

En entrevista con Cosmopolitan, la joven contó detalles de su iniciativa:

“No es una decisión liviana. La primera persona que debe ser responsable consigo misma debo ser yo. Dada la situación de Madrid estuve viendo lugares en los podría trabajar y pregunté a varias enfermeras. Finalmente, tras varias entrevistas, conseguí dar con un centro en el que más o menos me garantizaban un hueco en el que iba a poder ayudar”, indicó.

Leer también: Falleció madre del actor Javier Vidal

“En mi caso, trabajo en un hospital que no está tan desbordado como los que vemos en televisión, pero que sí está por encima de sus posibilidades, respecto a pacientes y profesionales sanitarios. Ninguno damos abasto desde que entramos hasta que salimos y tenemos que ayudarnos los unos a los otros, cuando entramos en contacto con los pacientes de coronavirus, con todo el sistema de aislamiento. Estamos muy limitados en recursos”, agregó.


Asimismo, manifestó que el número de muertes que existe actualmente en dicho país se debe a que los hospitales no estaban preparados para recibir a tanta gente en tan poco tiempo.

“Hay una carencia global porque los hospitales no están preparados para esta situación. Hay falta de espacio, de personal, de muchas cosas… Se están implantando protocolos para que las plantas tengan un correcto funcionamiento, dentro de todo lo bien que lo podemos hacer, y tengo que aplaudir a todo el personal, especialmente al supervisor, que hace todo lo posible para que funcione. Supongo que cada hospital es un mundo”, comentó.

Finalmente, la profesional reconoció que algunos de sus pacientes ya la han reconocido.

“A nivel personal me ha pasado algo bonito. Mi padre es enfermero, se acaba de jubilar, tiene asma y no puede volver a trabajar, y me dijo que se sentía muy orgulloso de que estuviera ejerciendo porque es una profesión preciosa, algo que he comprobado con los halagos de los pacientes. Pese a estar mal son los primeros que te animan. Es emocionante ver cómo las personas que peor lo están pasando son las más positivas”, expresó.

Facebook Comments