¡Una raya más pal tigre! Escándalos más sonados de «Rosita»

1998

El nombre de Jimena Araya, mejor conocida como «Rosita», la popular sirvienta del portugués en el programa A que te ríes, vuelve a encabezar los primeros portales de noticias tras ser vinculada con Verónica Montoya, alías «La Roxy», mujer que presuntamente participó en el descuartizamiento de dos hombres en Perú.

Aunque Araya salió en su defensa y reiteró que solo se trata de una campaña de descrédito en su contra por parte de un medio peruano, es importante destacar que esta es la segunda vez, en menos de un mes, que relacionan a la modelo con un acto delictivo en este país.

Hace pocas semanas el medio Trome, reseñó que «Rosita» huyó de Perú tras enterarse que las autoridades la estaban buscando por su presunta relación con “El catire”, líder de la banda “Tren de Aragua”.

Esta noticia no tomó por sorpresa a nadie, pues no es la primera vez que el nombre de Jimena Araya está vinculado con un delincuente. Desde el 2012, a la mujer le ha tocado enfrentarse a la justicia, vestirse de luto y llorar la muerte de sus novios, Héctor Guerrero, alias “El niño Guerrero”, y Luiding Ochoa, apodado “Cara e’ muerto”.

Su primera polémica comenzó el 30 de agosto de 2012 cuando se vio envuelta en la fuga de la cárcel de Torocón, en Aragua, de su primer novio, Héctor Guerrero, cabecilla de una banda de sicarios. Por este caso, Rosita fue señalada por los agentes policiales por los cargos de encubrimiento y fuga de un detenido en grado de cooperador.

Asimismo, la relacionaron con una supuesta red de explotación sexual que operaba en los centros penitenciarios.

La también Dj fue capturada el 29 de octubre de 2012 en Valencia y posteriormente fue puesta en libertad el 7 de noviembre de ese mismo año bajo régimen de presentación.

En el 2014, asesinaron a su novio para ese entonces Luiding Ochoa, mejor conocido como “Cara e’ muerto’, para robarle su moto.

A este hombre lo conoció en medio de la grabación de la serie Cárcel o infierno. Araya lloró su muerte y hasta en sus actos fúnebres apareció cargando el ataúd.

Comentarios