¡Sencillitos! Estas celebridades compraron sus propias islas

0
1012

Para nadie es un secreto que las celebridades disfrutan de las excentricidades, y mientras más fama alcanzan, más privacidad les gusta tener.

Por ende, varios de ellos han optado por comprar sus propias islas, para así tener un espacio exclusivo de ellos para vacaciones junto a sus familiares y amigos más allegados. Y aquí te dejamos un recuento de quienes son:

Leonardo DiCaprio: El protagonista de Titanic compró su propia isla privada, la cual fue bautizada como Blackadore Caye en Belice. Pero en ese paradisíaco lugar está construyendo un lujoso resort ecológico, que ayude a conservar la vegetación de esa isla y permita a los turistas adentrarse al medio ambiente y disfrutar de la naturaleza. Además los ingresos serán destinados a investigaciones ambientales.

Johnny Depp: El polifacético actor adquirió, por más de tres millones de euros, una isla privada en un lugar recóndito de las Bahamas, para vacacionar alejado de los escándalos y paparazis. Curiosamente, Depp compró el terreno después de filmar Piratas del Caribe, por lo que quedó cautivado por el lugar.

Leer también: Alejandra Guzmán es hospitalizada de emergencia

Shakira: Así es, a la colombiana también le gusta darse sus «gusticos» y compró en 2006 una isla en las Bahamas llamada Bonds Cay, junto al guitarrista de la banda de rock Pink Floyd, para construir unas lujosas residencias.

Ricky Martin: El reconocido cantante pagó casi siete millones de dólares en 2008 por una isla en Angra dos Reis, a dos horas de Río de Janeiro, en Brasil. El terreno cuenta con una residencia principal llena de lujos y otras suites para invitados, a donde siempre acude el puertorriqueño.

Beyoncé: La cantante, también conocida como “Queen B”, tiene una isla privada en las Bahamas que su esposo, el rapero Jay-Z, le regaló humildemente por su quinto aniversarios de bodas, un lugar exótico al que siempre viajan para vacacionar.

Steven Spielberg: El cineasta de Hollywood y cuatro veces ganador del Oscar, también le gustan los lujos, por lo que hace tiempo adquirió una isla alejada del estrellato y lo popular, en el archipiélago de Madeira, Portugal.

Facebook Comments