Salma Hayek se vio envuelta en mucha controversia luego de lucir un escotado vestido en la alfombra roja de los premios Globos de Oro, pues muchos cuestionaron su elección de moda y fue tachada de vulgar. Ante esto la actriz respondió con el buen humor que la caracteriza.

“A veces hay que ponerse cosas que se ven como demasiado sexy, pero si no te pones eso te ves gorda, entonces prefiero verme sexy que gorda”, reconoció Salma al programa de Telemundo Al Rojo Vivo durante la premier de su nueva película Like a Boss.

Recordemos que la mexicana lució un vestido Gucci compuesto por dos partes: una falda larga en color blanco y un top azul rey con un escote muy profundo, cuya imagen dio la vuelta al mundo.

“Me siento bien. Tengo 53 años, ¿por qué no? La verdad es que he subido mucho de peso y ahí es donde se me va. No hubo arreglo, pero voy a bajar de peso y todo volverá a la normalidad, mi espalda no está contenta”, reconoció la actriz.

Claro que durante la ceremonia el escote no fue lo único que llamó la atención, también generó el interés de sus seguidores al compartir fotografías junto a otras estrellas, como el cineasta Pedro Almodóvar y el actor español Antonio Banderas, con quien Hayek ha trabajado en seis películas desde hace más de 20 años.

Facebook Comments