Científicos descubrieron que las pirañas hacen un ruido similar al de un ladrido. Los intrépidos investigadores grabaron los sonidos que emitían pequeños grupos de pirañas de vientre rojo dentro de peceras, con lo que descubrieron que emiten tres sonidos de combate.

Sandie Millot, Pierre Vandewalle y Eric Parmentier, de la Universidad de Lieja, en Bélgica investigaban la comunicación acústica de la especie Pygocentrus nattereri y los mecanismos que utilizan para generar sonido.

El primero ocurre cuando dos rivales se encuentran cara a cara y es similar a un ladrido de una especie pequeña. Cuando compiten hacen otro que se caracteriza por ser dos sonidos bajos intermitentes. Estos ruidos los producen con los músculos adheridos a sus vejigas natatorias.

El último lo usan para asustar a otros peces de sus presas y lo generan al rechinar sus dientes. Según Parmentier, los peces bien alimentados eran relativamente pacíficos – aunque se atacaban unos a otros de vez en cuando. El equipo descubrió que los peces eran, por lo general, silenciosos; sin embargo, este silencio se rompía en cuanto entraban en una confrontación, produciendo una especie de ladrido.

Aunque al principio se trataba de un único sonido, el del ladrido; luego se detectó el segundo un sonido parecido al de un tambor, cuando luchan por los alimentos y amenazan a un oponente; y un suave «croar».

Facebook Comments