Durante la ceremonia de clausura de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz 2019, el cantante puertorriqueño Ricky Martin, recibió el Peace Summit Award, la máxima presea que otorga la Cumbre. Martin se pronunció a favor de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero (LGBTQ+).

«Mi comunidad LGBT, quienes a pesar de sus grandes talentos, significativas aportaciones en el quehacer humano, siguen siendo objeto de rechazo y profundas creencias producto del desconocimiento. La igualdad, el respeto y la tolerancia tienen que ser parte de nuestra vida», afirmó.

La encargada entregar el galardón  fue Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz 1992, quien destacó la acciones humanitarias del artista enfocadas a la paz.

Al recibir el premio, el intérprete se refirió a la importancia de la formación pacífica de las nuevas generaciones y la necesidad de dejar de aceptar como normal las crisis humanitarias que hay alrededor del mundo.

«La educación no es un fin, es el trayecto que nos conduce al entendimiento y respeto de que todos los habitantes de este planeta tenemos los mismos derechos, no importa nuestra raza, creencias y orientación sexual, que debe ser respetada por todos los gobiernos que nos rigen», apuntó el boricua.

Las declaraciones del cantante se producen luego de que el Congreso local de Yucatán rechazó la legalización del matrimonio igualitario, además, diversos activistas le solicitaron a través de las redes sociales tomar una firme posición al ser invitado a brindar el concierto final.

Durante la ceremonia de premiación, también fueron galardonados Saskia Niño de Rivera, por su labor por los derechos de mujeres en prisión; Miguel Bosé, como activista por los derechos humanos, y Mary Shuttleworth, maestra sudafricana enfocada en divulgar los derechos humanos.

Asimismo, la Cumbre reunió a un buen número de laureados con el Nobel de la Paz, entre ellos, Rigoberta Menchú, Juan Manuel Santos, Jody Williams, Laymah Gbowee.

Comentarios