Los constantes cambios de rutina nos llevan a padecer enfermedades que luego de los chequeos médicos, no tienen ninguna causa física. Es así como, con una planta y una pizca de otros productos, se pueden elaborar remedios caseros que ayudan a generar equilibrio entre nuestro cuerpo y nuestra mente.

Ingrediente

Hierbabuena

Una pizca de sal

Una pizca de bicarbonato

Un pizca de azúcar

Preparación

Machaca en un mortero la hierbabuena hasta obtener una buena porción de su zumo. Mézclalo con medio vaso de agua limpia. Agrega el azúcar, la sal y el poquito de bicarbonato de sodio. Revuelve, espera que se asiente la mezcla.

Colócala en un frasco de vidrio y guárdala en la nevera, hasta por tres días. Otra opción es hacer cubitos de hielo para su conservación. Toma durante tres días la mezcla en ayunas para que actúe en tu cuerpo como un purificador.

La hierbabuena regula tu sistema digestivo, la mezcla de azúcar y sal nos hidratan y el bicarbonato de sodio purifica nuestro cuerpo. Este remedio es muy bueno para limpiar los intestinos y como relajante. También nos ayuda a mejorar la digestión. Pruébalo y verás que poco a poco consigues equilibrio.