En buen momento Osmel Sousa decidió pronunciarse con respecto a todo el escándalo en el que se ha visto envuelto la Organización del Miss Venezuela, de la cual él fue presidente hasta hace poco tiempo, cuando dio a conocer la noticia de su retiro para el certamen.

Con un mensaje bastante amplio el “Zar de la Belleza” dio a entender todo las mentiras e infamias que han dicho sobre su persona.

Inicia con una “Primera Parte” así lo titula Sousa, en la que expresó “En tiempos de confusión e irresponsabilidad, permítanme ser franco, directo y responsable”.

Osmel alegó que en sus 40 años en os que tomó “las riendas del Miss Venezuela” lo único que le ha quedado ha sido resultados de trabajo arduo que para él han sido satisfactorios, al igual que las riquezas y “millones” que conserva de esa trayectoria son los recuerdos y aplausos que recibió.

“Durante todo ese tiempo, siempre actué en beneficio de ellas. Fui amigo, asesor, compañero de viajes, soporte, profesor y confesor de todas ellas y juntos pasamos por mil batallas, celebramos triunfos y lloramos derrotas juntos. Siempre dando todo nuestro esfuerzo por enaltecer el nombre de Venezuela en el mundo” añadió en referencia a las mises.

Asimismo señaló que “Nadie se imagina el dolor que me produce ver el nombre de Venezuela mancillado estos últimos días y ver cómo pretenden destruir logros y reputaciones que tomaron años de incansable esfuerzo construir”.

Se tomó el atrevimiento de confesar cual es el motivo por el que dejó de presidir dicha Organización a lo que dijo  “Por más de 40 años yo fui presidente del Miss Venezuela, no lo soy ahora simplemente por diferencias importantes con directivos de la empresa que estos últimos años se han dedicado a minar mi autoridad y a desplazarme profesionalmente hasta el punto de contradecir mis decisiones y desautorizarme abiertamente en mis labores y ante mi equipo de trabajo. Así, simplemente no tenía sentido seguir ejerciendo mi labor.

Me parece inaudito que yo tenga que negar algo que de por si es absolutamente e inherentemente falso, pero para efectos de claridad y responsabilidad lo digo: En ningún momento yo he actuado en perjuicio de ninguna de las miles de candidatas que pasaron bajo mi mando en el Miss Venezuela” esto es parte de todo el texto y hace énfasis en que no entiende porque debe defenderse de tantas mentiras.

Esta primera parte la finaliza diciendo que el siempre protegió a la mises de tal manera que en ocasiones las sobreprotegía, y que ellas son testigo de eso.

En la “Segunda Parte” habla primero en que la relación entre las mises y él no siempre fue la misma debido a las personalidades de cada una de ellas, sin embargo, trató a todas por igual respetando y exigiéndole el profesionalismo que le caracteriza.

Eso sí el Zar reconoció que en ocasiones falló en su trato hacia algunas candidatas, y esta abierto a conversar con ellas y asumir su error que cometió sin querer.

Osmel admitió que durante su trayectoria puede dar  que “mi conducta profesional e intachable por más de 40 años. Logros que serían imposibles si hubiese actuado con mala fe o usando a otras personas especialmente a personas bajo mi responsabilidad y protección como moneda de cambio para lucrarme económicamente”.

A estas alturas, mi vida austera y sencilla y mis pocas posesiones materiales responden por si solos a cualquier insinuación de riquezas indebidas” confesó Osmel Sousa.

Finalizó que todo lo que vivió no cambiaría el cariño ni el respeto de los venezolanos y del mundo entero por dinero “muchísimo menos lo cambiaría por un puñado de monedas”.

Comentarios