Por Eleodina Ramírez Araos / Astróloga y vidente /Heraye2014@gmail.com / en redes sociales: @heraye2014 / Instagram @eleodinaramirez

Para muchas culturas, el elefante es un símbolo de prosperidad, abundancia, amor, larga vida, sabiduría y felicidad. Es un animal sagrado y respetado en países como Tailandia, China y la India. Para los hindúes destruye los obstáculos y abre los caminos para lograr nuestras metas. En tanto los budistas y chinos lo asocian con la buena suerte y fertilidad.

Ingredientes

  • Un elefante dorado (preferiblemente). Puede ser el Dios-elefante Ganesha.
  • Agua bendita.
  • Una bolsita de té de manzanilla o 7 ramas de la planta.
  • Dos paños blancos nuevos. El tamaño debe ser proporcional al elefante
  • Incienso de Canela.

Preparación

A las tres de la tarde, coloca en un recipiente de vidrio (plato o ponchera) el elefante. Humedece un paño blanco con agua bendita y límpialo con cuidado para que no pierda sus colores originales. Elige un lugar especial en la sala de tu casa, para colocarlo, encima del otro pañito blanco. Lo importante es evitar que el elefante toque la superficie desde donde energizará tus espacios. Prende el incienso y repite con fe, mientras aromatizas al elefante: “Suerte, sabiduría y prosperidad tienes y suerte, sabiduría y prosperidad me darás”. Amén, que así sea!

Este ritual puedes hacerlo tantas veces desees abrir tus caminos y conseguir tu prosperidad.

Comentarios