“Devastado”, así se siente el atleta olímpico Bode Miller, quien informó la dolorosa noticia que su hija Emeline Grier Miller de tan solo 19 meses de edad perdió la vida.

Lo más fuerte es que la bebé murió ahogada en una piscina de la comunidad de Coto de Caza en California, aunque los paramédicos hicieron todo lo posible para regresarle la vida a la infante no lo lograron, según informó People.

Asimismo, se le realizó el procedimiento pertinente para tratar de resucitar a Emeline pero fue imposible.

De acuerdo a la información suministrada por el medio antes mencionado el departamento de bomberos del condado de Orange notificaron que los paramédicos llegaron a la escena lo más rápido para brindarle primeros auxilio a la niña y le realizaron reanimación cardiopulmonar para ser trasladada a un centro hospitalario pero lo misión fue imposible.

Bode Miller se pronunció en la plataforma 2.0 en la que publicó una serie de imágenes de la menor y le pidió a todos un poco de privacidad para su familia.

“Estamos más allá de devastado. Nuestra bebé, Emmy, falleció ayer. Nunca en un millón de años pensamos que experimentaríamos un dolor como este. Su amor, su luz, su espíritu nunca serán olvidados” escribió Miller en el post que publicó.

Igualmente el excampeón olímpico de esquí agregó: “Nuestra pequeña niña amaba la vida y la vivió hasta el máximo todos los días. Nuestra familia respetuosamente solicita privacidad durante este momento doloroso”.

Comentarios