Richard Mason, el millonario co-fundador de MoneySupermarket.com, recibió una gran sorpresa cuando sus médicos le revelaron que era infértil desde su nacimiento, lo que significa que los tres niños que había criado como suyos no eran de él.

La verdad salió a la luz cuando Mason se hizo las pruebas hace dos años para saber si tenía una enfermedad hereditaria que también padecen sus hermanas, dado que no conseguían que su actual mujer quedara embarazada.

El resultado de la prueba fue positivo, los médicos le dijeron que tenía fibrosis quística y, en su caso, como en la gran mayoría de hombres que padecen la enfermedad, le había provocado ser infértil durante toda su vida.

«Pensé: ‘Oh, Dios mío, he tenido tres niños, así que quizá el diagnóstico está equivocado’. Pero el médico me dijo: ‘No, es incorrecto. Tienes la enfermedad'», reveló durante una entrevista en BBC Radio 5 Live.

Mason le preguntó a Kate, su exmujer, madre de los niños, si él era el padre biológico, lo que reafirmaría su esperanza de que la opinión de los médicos fuera errada.

Kate, de quien se divorció en 2007 tras 20 años de matrimonio, le aseguró que los gemelos Ed y Joel -que hoy tienen 19 años- y Willem -de 23- eran sus hijos. Posteriormente, unas pruebas de ADN revelaron que no tenía parentesco con ellos.

«No sabes lo que es real y lo que no lo es, es como si estuviera viviendo en la película Matrix. Todo lo que dabas por cierto no lo es, y ninguna verdad es real», narró.

El empresario reconoció que la noticia dio un vuelco a su vida y se convirtió en una especie de obsesión para él.

Por otra parte, Richard Mason denunció a su exmujer por el engaño y, tras un largo proceso legal, fue condenada a pagar por fraude de paternidad US$320.000 de los más de US$5 millones que había recibido como parte del acuerdo de divorcio.

No obstante, el tribunal le permitió a su exmujer mantener en secreto la identidad del verdadero padre de los jóvenes.

Es preciso señalar que el millonario ofrece US$6.400 a quien le ayude a encontrar al padre biológico de quienes hasta hace poco eran sus hijos. Sin embargo, tras la denuncia que le hizo a Kate sus hijos decidieron cortar la relación con él.