Meghan Markle, tras críticas por su aumento de peso durante el embarazo, se puso las pilas. Inició un régimen de ejercicios que le ha sentado muy bien. Sin embargo, la duquesa de Sussex ni ha ido al gimnasio, ni ha hecho ejercicios con pesas, ¿qué estará haciendo?

Aseguró la experta en realeza Katie Nicholl: “Ha estado tomando un régimen de ejercicio muy suave pero constante”. También dijo en el programa de Entertainment: “Meghan está radiante, para ella es un día a la vez. Lo que más me impresiona es esa tranquilidad auténtica que ella estableció dentro de sí misma sobre volver a la buena forma”.

De acuerdo a las declaraciones ofrecidas por Nicholl, la base de su ejercicio físico es el practicar yoga. Tan simple como eso. No hay recetas mágicas ni ejercicios extremos. Es cuestión de tiempo, para que la duquesa recobre la cuerpa que se gastaba antes de salir embarazada.

Puede leer: Viuda de Pablo Escobar soltó la lengua sobre su vida matrimonial

Dorian Ragland, la mamá de Meghan y además instructora de yoga enseñó a su hija sobre su especialidad para bebés, con el fin de que su hija pueda practicarlo con el pequeño Archie.

Más simple aún, para mejorar su circulación y favorecer su pérdida de peso, en las tardes Markle se dedica a largas caminatas.

 

 

Comentarios