Con la gala en pleno desarrollo Juanes, Persona del año, subió al escenario para cantar «Fíjate bien». Junto con Alessia Cara interpretó «Quererte mejor«, solo de nuevo «A Dios le pido» con orquesta, con Sebastián Yatra «Bonita» y cerró con «La camisa negra«.

Tras los aplausos uno de los cantantes de la agrupación Metallica le entregó el máximo reconocimiento destacando su admiración por su creatividad y potencia, declarándose fan de Juanes. «Mi hermano, mi amigo mi parcero, te reconozco como personalidad del año», dijo Lar en uno de los momentos más emotivos. «Hago música gracias a ustedes, cambiaron mi vida con su música, Gracias», le replicó Juanes. «Esto es un privilegio, mi corazón está inmenso lleno de amor. Gracias a mi familia y a Colombia. Sin ustedes nada. Los amo. Más futuro que pasado».

Continuaría el astro puertorriqueño Luis Fonsi que acompañado con un coro gospel se lanzó un popurrí que incluyó temas como «Aquí estoy yo» e «Imposible«.

Emilio Estefan aprovechó el momento para celebrar que la música latina sigue creciendo más y más y presentó el Premio de la presidencia a Thalía por su trayectoria musical en la actuación y su rol como empresaria. Pocos se pusieron de pie.

«Estoy muy emocionada, conmovida y agradecida. Esto es un honor inmenso para una niña que empezó su carrera a los 7 años en su México amado queriendo entretener y dar lo mejor de sí. Gracias por quererme como soy», dijo la artista ante una tímida respuesta del público.

Otro Mexicano fue reconocido, en honor al recuerdo José José volvió a escena en una emotiva ofrenda en la voz de Pepe Aguilar quien cantó el tema «El triste«.

Tras los aplausos se entregó uno de los premios a la excelencia más importantes, a la Mejor grabación del año que acabó en manos de Alejandro Sanz y Camila Cabello por el tema conjunto «Mi persona favorita«. Sanz dijo: «A mis compañeros, mi disquera, viva la vida y viva la música», durante su agradecimiento.

Más artistas tomaron el control de la ceremonia, esta vez: Ricky Martin, Residente y Bad Bunny quienes encendieron la noche con el tema «Cántalo«. Martin no podía pasar la oportunidad de mostrar su brazos trabajados, uno de los guiños que le caracterizan, luciendo una camiseta llena de brillo.

La presentación dio paso al galardón Álbum ranchero mariachi que fue para Christian Nodal, que con 20 años de edad se llevó el reconocimiento por su disco «Ahora«. «Gracias a la academia por creer en nuevos talentos. Agradezco a mi mami y a mi papi que me inculcaron el amor por esta música que hago. Gracias a mis fans y compositores», apuntó.

Con Ozuna al piano continuó la gala. Cantó los temas «Amor genuino» en tono melancólico, y más movido con un cambio de look y escenario caribeño su último hit «Hasta que salga el sol«, en un esfuerzo por despegar al público de sus asientos.

Los Ágeles azules y Ximena Sariñana con el tema «Cobarde» y «Mis sentimientos» continuaron.

11:30 pm y comenzaba la cuenta regresiva para el cierre del evento previsto para desarrollarse en tres horas. Sebastián Yatra y Reik volvieron esta vez para cantar juntos «Un año«.

Se entregó el premio a la Mejor canción urbana que acabó en manos de Rosalía por «Con altura«, tema que interpreta con el colombiano J Balvin. «Madre mía. Me voy a sacar las gafas para celebrar. Gracias por las oportunidades. Quiero compartir como músico que no hay nada que te dé más orgullo que ganar un Grammy. Gracias a mi familia, a mi equipo, disquera, os quiero y sobre todo a mis fans que os amo de corazón, gracias por abrazar mi música».

Se entregó el último premio de la noche: Álbum del año, que logró Rosalía, por un disco que es referencia mundial titulado «El mal querer«. «Estoy en shock, es lo último que me esperaba os lo juro por Dios. Gracias a toda la gente que me apoya. Intento trabajar muy duro y estar a la altura de su cariño. Trabajamos un año y medio con poco para lograr el disco. Gracias a quienes nos miran y nos guardan desde arriba», dijo la joven.

Con lo que parecía una crítica a quienes menospreciaron el reguetón, Bad Bunny cerró la gala con una gran orquesta interpretando melodías del género, presentado por Ricky Martin y sus trapiés al hablar, los cuales no lo dejaron brillar en la animación durante toda la ceremonia.

Una máscara de diamantes, una gabardina naranja, sudadera blanca, mono negro, zapatos de goma y lentes naranja vistió el cantante de música urbana que salió a escena para cantar el tema «Callaita«. Mal gusto en su máxima expresión, el público lo acompañó de pie mientras registraba el momento con sus celulares.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here