El cantante británico Liam Payne, exintegrante de One Direction, no tuvo reparos en hablar de su salud mental y su relación con Cheryl Cole, madre de su hijo Bear, de dos años, en una entrevista para el programa Straight Talking. Asimismo, confesó que el momento más oscuro que vivió mientras estaba en la banda fue cuando llegó a tener pensamientos suicidas.

«La fama es como tener una extraña crisis de mediana edad. Tengo la suerte de estar aquí todavía», dijo.

A medida que avanzó la conversación, el joven fue soltando prenda sobre su etapa más complicada.

«Hay momentos en los que ese nivel de soledad y personas que entran en ti cada día … Casi me matan un par de veces. He estado en un mal lugar. Ha sido algo que ha estado ahí un par de veces en mi vida. Afortunadamente tengo fantásticas personas a mi alrededor. Cuando las cosas se te empiezan a acumular, pueden atraparte, solo tu puedes controlarlo. Tienes que seguir adelante», detalló Payne.

Con respecto a la ruptura con Cheryl Cole, madre de su hijo, el artista se mostró recuperado y con buena actitud ante las preguntas.

«Nos llevamos bien, hay tantas cosas que compartimos en la vida», explicó. «Espero que esté bien, se lo merece. Es una gran madre, trabaja duro, se merece encontrar la felicidad. He pensado mucho sobre ella rehaciendo su vida con otra persona. Encontraremos nuestra propia paz con ese tema, por ahora está todo bien», agregó.

Es preciso señalar que Payne sostuvo que aunque no estén juntos ella es una de las personas más importantes de su vida.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here