Luego de que el cantante español Joaquín Sabina fuera intervenido quirúrgicamente por un pequeño coágulo en el cráneo después de sufrir una caída durante su concierto con Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid, el cantante ofreció sus primeras palabras.

De acuerdo a las declaraciones de su amigo Benjamín Prado, quien asegura que le intérprete «ya se encuentra mucho mejor», la primera petición de Sabina fue un cigarrillo encendido.

«Lo primero que ha hecho tras la operación ha sido pedir un cigarro, nos dijo ‘denme un cigarro'», contó.

Prado también contó a la prensa que el profundo deseo de Sabina era regresar lo antes a los escenarios y continuar con el show que quedó a medias.

“Joaquín quería seguir el concierto. Fueron los médicos los que le dijeron que no, porque estaba en un estado de euforia propia de quien está ante 15 mil personas actuando», añadió.

Recordemos que hace días el cantante cayó de una altura de al menos dos metros por lo que todos los presentes atestiguan que  fue un accidente en el que el famoso no vio el borde de la tarima.

Tras lo ocurrido esa tarde, el cuerpo de seguridad encargado del evento, pidieron a los presentes mantener la calma dentro de los espacios para luego, el mismo artista saliera en silla de ruedas y anunciar que el show sería cancelado.

 

Facebook Comments