Las integrantes del clan Kardashian, Kim y Khloé Kardashian, fueron demandadas por una compañía de jets, la cual ofreció sus servicios privados y las hermanas junto a Scott Disick no cumplieron con el pago.

Silver Air LLC presentó la demanda, y declaró que los artistas antes mencionados dejaron un saldo deudor de más de 225.353,80 millones de dólares, los cuales no han sido cancelados ni han dado la cara.

Fuentes muy cercanas a los famosos alegan que Kim Kardashian, solicitó los servicios a una compañía llamada JetLux la cual se encarga de “fletar” aviones.

Asimismo confirman que Kim les ha pagado una gran cantidad de dinero, y lo que pudo haber pasado, es que la compañía encargada de pasar el dinero a la empresa de Jets, no les suministró ninguna cantidad y de allí surgió la demandan a la empresaria, su hermana y su ex cuñado.

Hay que recordar que esta no es la primera vez que las hermanas Kardashian son demandadas, pues en una oportunidad, debido a su mala gestión de su marca de cosméticos, le hicieron llegar una citación y cumplir con un pago de 180 de dólares.

Hillair Capital Management alegó la mala gestión de las celebridades y aseguró que si se negaban a pagar, la empresa seria la responsable principal de detener la marca que lleva su nombre.

Comentarios