La temporada de premios del año pasado tuvo a una gran ganadora: Olivia Colman. En la reciente premiación de los Oscar, la actriz británica regresó a la alfombra roja de la gala con un radical cambio de look.

La artista que da vida a la reina Isabel en la controversial serie The Crown, apareció con un moderno corte pixie y completamente rubia.

De esta forma Colman dejó atrás el clásico tono moreno que se la ha visto en todos sus papeles.

Hay que señalar que durante las últimas semanas la intérprete ha estado grabando su última temporada de la serie de Netfix, que llegará a su fin con un quinto ciclo en el cual Colman será reemplazada por Imelda Staunton.

Recordemos que Olivia ganó el año pasado el premio a Mejor Actriz, por su trabajo en La Favorita y este domingo fue la encargada de entrega el galardón a Mejor Actor.

Finalmente, para darle contundencia a su nuevo estilo, Colman decidió aparecer con un vestido de terciopelo tricolor, dos tonos de azul, con esmeraldas a contraste de Stella Mcartney. Además, incluyó una capa interior en blanco, que la llevó a figurar entre las mejor vestidas de la noche.

Facebook Comments