La modelo rusa Irina Shayk y el actor Bradley Cooper se vieron las caras una vez más luego de poner fin a su relación el pasado mes de junio. El encuentro ocurrió el 18 de agosto en el aeropuerto de Ibiza (España).

El motivo del reencuentro no fue otro sino su hija, Lea de Seine, a quien le tocaba pasar tiempo con su papá.

De acuerdo a información suministrada por la Revista Hola, Cooper llegó al aeropuerto por la mañana en compañía de su amigo, el actor Sean Pean. Y como toda diva, una hora más tarde apareció Irina junto a la pequeña.

Leer también: ¡Otra vez! Dicen que Daddy Yankee tiene un cable pelao con Natti Natasha

Los presentes aseguraron que el encuentro fue breve e incómodo y consistió en que la modelo le entregó la niña al padre sin pronunciar palabra alguna. De allí, Bradley se llevó a la pequeña en brazos para abordar el avión que los llevaría a Los Ángeles, Estados Unidos.

Por su parte, Irina se fue a Milán a seguir con sus desfiles y sesiones de fotos, y quizás a escribir el libro en el que le quitaría la máscara de niño bueno a su expareja y confesaría la verdad tras su separación, en la que el nombre de Lady Gaga sigue sonando, a pesar de que la cantante se pasea con su nuevo novio.

Facebook Comments