Guillermo Figueredo es uno de los directores venezolanos con una trayectoria de más de 50 producciones con artistas como Jowell, Alexis y Fido, Andy Rivera, Lenny Tavarez, La Melodía Perfecta, Jonathan Moly, Sixto Rein, Gustavo Elis, Corina Smith, Aran ONE, Víctor Drija, Guaco, Oscarcito, Víctor Porfidio, Víctor Muñoz, Romina Palmisano, Jesús y Yorky, Juan Miguel, Neutro Shorty, entre otros.

Con tan solo 25 años de edad, este tachirense se ha convertido en el preferido de las marcas más importantes en Venezuela, creando icónicas piezas fotográficas y audiovisuales de comerciales para Pepsi y Apolo Shoes, entre otras.
Pero… ¿Qué hace diferente el trabajo de Guillermo Figueredo en este mundo tan competitivo? Él mismo define que la óptica, la magia que ofrece su luz y la psicología de los distintos lenguajes cinematográficos que maneja lo hacen único, así como también sus historias basadas en vivencias personales reales. En cada uno de sus trabajos, los espectadores pueden sentirse identificados con su estructura narrativa, música e imagen del artista.
No hay nada que me dé más orgullo que ser un venezolano en Venezuela. Estudié en el extranjero siempre con la meta clara de trabajar en mi país y hasta el momento lo he logrado. Crecer en paralelo con el desarrollo de la industria musical en Venezuela ha sido una aventura extraordinaria. Tengo muchos proyectos ya concretados y otros por concretar, pero mi promesa de vida es seguir haciendo lo que me gusta: dirigir”, apuntó.

Leer también: Films más taquilleros del finde

Guillermo Figueredo estudió entre Italia y Portugal, formándose en la carrera de dirección cinematográfica y como buen venezolano regresó a su país para poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en el mundo de la fotografía y el cine.
“En Venezuela hay talento para exportar y mi trabajo es descubrirlo, mostrarlo y resaltarlo. Aún nos quedan muchas cosas buenas por hacer y la misión es trabajar para sacar este hermoso país adelante”, concluyó Figueredo.