Recientemente, trascendió la noticia de que la casa real no pagará la boda de la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli. Según el portal Express, el palacio de Buckingham tomó esta decisión debido a que la boda de Eugenia de York, la hija menor de los duques de York, costó 2 millones de libras a los contribuyentes.

Medios de comunicación indicaron que esta decisión podría ser una respuesta a los 14 mil británicos que firmaron una petición contra los fondos que se destinaron en su momento a la boda de Eugenia y Jack en octubre del año pasado.

Otro ejemplo que despertaría el descontento entre los contribuyentes es la gran boda de Meghan Markle y el príncipe Harry, cuyo valor fue de 32 millones de libras. Según el mencionado portal, 30 millones fueron destinados a la seguridad y el resto fue aportado por la casa real para pagar aspectos personales de novios como las flores, la recepción, entre otras cosas.

En ese sentido, la próxima boda real será financiada por una entidad privada y aunque no se han revelado nombres la prensa británica considera que se trata de la familia de Edoardo.

Por otro lado, una disyuntiva era el lugar dónde se celebraría el compromiso si en Inglaterra o en Italia, de donde es originario el novio. Sin embargo, Sarah Ferguson, la madre de las princesas Beatriz y Eugenia, afirmó que solo puede ser en Gran Bretaña.