El cineasta croata Branko Lustig, galardonado en dos oportunidades con el Oscar de Hollywood, murió el miércoles 13 de noviembre en Zagreb a los 87 años. Aunque su muerte fue confirmada al día siguiente por el Festival de la Tolerancia -festival de cine judío- del que sirvió como presidente durante los últimos 13 años, fue hasta la mañana de este viernes que la agencia croata Hina hizo eco de la información.

Nació en 1932 en la ciudad de Osijek (este de Croacia) en el seno de una familia judía, Lustig fue internado de niño en los campos de concentración de Auschwitz y Bergen-Belsen durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la persecución criminal del régimen nazi y sus aliados perdió a gran parte de sus seres queridos, una experiencia que trasladó parcialmente a la película La lista de Schindler, dirigida por Steven Spielberg, con la que ganó su primer Oscar como productor en el año 1994, así como el Globo de Oro.

“Mi número es A3317. Es largo el camino de Auschwitz hasta ese podio. Los que morían me comprometieron a que, si sobrevivo, cuente cómo fue”, dijo Lustig en su discurso de agradecimiento tras recibir el Oscar.

Con los años, el también productor, trabajó en películas como Hannibal, The Peacemaker, Black Hawk Dowm y en el 2001 se alzó con su segundo Oscar y Globo de Oro por la película épica Gladiator de Ridley Scott.

No solo recibió la Orden del duque de Trpimir en 2008 pues, a principios de este año, fue nombrado ciudadano honorario de la ciudad de Zagreb por sus contribuciones a la sociedad y al arte.

Lustig se dedicó durante toda su vida a contar la verdad sobre el Holocausto, recordaron el 13 de noviembre la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, y el primer ministro, Andrej Plenkovic, al lamentar la muerte de su destacado conciudadano.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here