La exesposa del cantante y actor mexicano Pablo Montero, Carolina Van Wielink, solicitó una orden de restricción en contra de su expareja, pues pidió a las autoridades que no se le acercara a ella ni a sus hijas porque no lo quiere ver «ni en pintura».

“No quiere que se le acerque por un problema que tuvieron. El día que se les vio en el área jurídica de una delegación en Playa del Carmen, fue porque las autoridades correspondientes les hicieron saber a Montero sobre la petición de Carolina”, expone un comunicado oficial.

Este suceso llamó la atención inmediatamente de la prensa mexicana.

Puede leer: Victoria Beckham metió la pata en la boda de Sergio Ramos

Carolina, 19 años menor que él, confesó: “Hasta el momento la situación familiar está en los términos estipulados por cada uno de ellos. Pablo ha cumplido como padre, no fue detenido y el acuerdo final al que se llegue ya se los haremos saber”.

Por su parte, a pesar de que no niega los constantes problemas con su exesposa, el cantante confirma su responsabilidad paternal: “Yo he cumplido como padre con mis hijas en todo momento. Me hago cargo 100% de absolutamente todas sus necesidades”.

En este momento lo único que los une a ambos son sus hijas, pues desde el escándalo de infidelidad de Pablo, quien supuestamente estuvo en un hotel con muchas mujeres, la pareja se separó.

El cantante y actor mexicano agregó sobre su situación legal: “Ni estuve preso, ni pagué una fianza y mucho menos hay una orden que me impida ver a mis hijas”.

Comentarios