El Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid condenó al cantante español Alejandro Sanz a pagar 5,4 millones de euros por incumplimiento de contrato con la entidad que lo representó por más de 25 años.

Esta sociedad, propiedad de la mánager Rosa Lagarrigue, llevó a juicio al cantautor y, en primera instancia, reclamó 9 millones de euros, aproximadamente.

El pleito se inició tras interponer una demanda civil después de que Sanz decidiera en 2016 romper unilateralmente el contrato que mantenía con dicha sociedad. Según la documentación aportada a la causa, el contrato fue suscrito en 2014 y unía a ambas partes hasta finales del presente año.

Cabe destacar que Lagarrigue ha trabajado para cantantes como Malú, Raphael, Mecano o Miguel Bosé y meses atrás declaró que la demanda civil contra Alejandro Sanz había sido una de las decisiones más desagradables de su carrera profesional pero consideraba que tenía derecho a percibir la cantidad reclamada.

Tras el análisis de los hechos, el juzgado condenó subsidiariamente al cantante a abonar la referida cantidad a su antiguo mánager. La sentencia concluye que Sanz incurrió en un incumplimiento doloso del contrato al romperlo de manera unilateral.

 

Ahora, además de las cantidades reclamadas por el incumpliendo del acuerdo, debe cancelar el lucro cesante derivado de la ruptura del mismo.

No obstante, la sentencia no es firme y puede ser recurrida en apelación.

Comentarios