Luego de haber jurado amor eterno a su esposa en el altar, horas después Matthew Ronald Aimers, de 31 años de edad, estaba calentándole la oreja a una mesera contratada para el festejo de la boda.

De acuerdo a lo reseñado por un medio norteamericano, el recién casado estaba pasado de tragos y sin perder tiempo le coqueteó a la joven que se encontraba en la recepción y luego en los alrededores del local en el que se celebró el bodorrio.

Minutos más tardes, Aimers se dejó llevar por las ganas de tener un «rapidito» y le ofreció a la susodicha 100 dólares a cambio de un encuentro sexual en el baño del local. Al parecer la idea no fue del todo bueno pues, la joven acudió al cuerpo de seguridad del lugar y denunció el acoso que recibió.

Las autoridades pusieron bajo arresto a  Matthew Ronald Aimers, quien tuvo que pagar una fianza de 350 dólares y seis mil pesos mexicanos para quedar en libertad. Hasta el momento no se sabe si la esposa le exigió el divorcio. ¡Amanecerá y veremos!.

Comentarios