The Crown, la serie de Netflix que relata la vida de la reina Isabel II desde los años 40 hasta los tiempos modernos, fue rodada en muchos espacios que están abiertos al público y pueden ser visitados por fanáticos.

Si bien el Palacio de Buckhingham no es un lugar donde puedan filmar, otros castillos y grandes casas inglesas ayudan a recrearlos.

El próximo 17 de noviembre se estrenará una nueva temporada de la serie, que incluirá a una Reina Isabel II más madura e interpretada por la ganadora del Oscar Olivia Colman en lugar de Claire Foy. Por ello, la revista Vogue hizo un repaso de algunos de los sets que pueden ser visitados.

Wilton House, Wiltshire 

Se trata del hogar de los condes de Pembroke y fue elegida para dar vida a los interiores de Buckingham en todas sus temporadas. El edificio data del siglo XVII y tiene obras de arte que incluyen a pintores famosos como Rembrandt y Van Dyck.

Lancaster House, Londres

Al igual que la locación anterior, sus interiores se utilizan para recrear el Palacio de Buckinham. Esta residencia del siglo XIX está ubicada en la calle Pall Mall, en el centro de Londres, y no es la primera vez que es utilizada como locación de alguna serie histórica.

Hylands House, Essex

Esta majestuosa residencia se utilizó como la Casa Blanca en la tercera temporada. Se trata de un edificio neoclásico de las eras georgiana y victoriana que puede visitarse algunos días al año.

Castillo de Belvoir, Leicestershire

Este castillo simula los interiores del castillo de Windsor. El edificio es del siglo XI y ha sido hogar de los duques de Rutland desde el siglo XVI.

La catedral de Winchester, Hampshire

Usada para recrear la catedral de St Paul en Londres, la catedral gótica es una de las más grandes de Europa y albergó bodas reales como la de la reina María y el Príncipe Felipe de España en 1554. Así como también la del rey Enrique IV y Juana de Navarra en 1403. Además, la catedral está asociada con la autora Jane Austen, quien fue enterrada allí en 1817.

Castillo de Caernarfon, Gwynedd

Este castillo, ubicado en Gales, fue donde el Príncipe Carlos recibió su título de Príncipe de Gales. En la nueva temporada de la serie la escena será recreada en ese mismo lugar.

Ardverikie Estate, Inverness-shire

Ubicado en Escocia, se utilizó para recrear el Castillo del Balmoral, residencia escocesa de la realeza. “El Balmoral es  propiedad de la familia real inglesa desde 1852 cuando se adquirió como propiedad privada por el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria. Hasta el día de hoy, es su propiedad privada y no parte de los bienes de la corona”, indicó Vogue. La casa del siglo XIX hace las veces de Balmoral en la serie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí