La luna ha sido utilizada desde tiempos ancestrales para realizar rituales para el amor, la salud, la purificación y para atraer a nuestra vida energías positivas. Por ejemplo, en luna llena, la meditación nos ayudará a evitar reacciones exageradas, a medirnos, a usar nuestra energía con sabiduría, escuchando a nuestro cuerpo, mente y espíritu. A continuación te presentamos un baño para recibas energías de evolución y abundancia, al impregnarte de la mágica de la reina de la noche.

Ingredientes:

–      Un centímetro cúbico del perfume de tu preferencia.

–       Agua expuesta a la luz de la luna llena.

Reparación

Coloca un poco de agua limpia en un lugar de tu casa donde reciba directamente la luz de la luna, es decir, en patios, balcones o terrazas. Esa agua energizada debe estar por lo menos tres horas expuesta y deberás evitar que reciba los rayos del sol, porque perdería su potencia.  Envasa el agua en una botella oscura y guardarla hasta que realices el baño con el agua y el perfume. Mezcla ambos ingredientes y luego de bañarte colócala directamente en tu cuerpo. Es indispensable que el ritual se haga, exactamente, a las doce de la noche y que toda el agua se seque en tu cuerpo. También, es recomendable que recibas los rayos de la luna, ya sea directamente o a través de una ventana.

Mientras esperas que el agua se seque, visualiza la luna y pídele protección, sabiduría y todo aquello que anhelas. Si deseas encontrar o concretar una relación sentimental, coloca en tus manos la foto de esa persona especial, conéctate con su energía y pide bendiciones para tu relación sentimental.

Eleodina Ramírez Araos

@eleodinaramirez

[email protected]

Facebook Comments