A las 11 de la mañana el Palacio de Bellas Artes abrió sus puertas para recibir las cenizas del cantante José José, que llegaron a la Ciudad de México en un ataúd chapado de oro.

La primera guardia de honor, como era de esperarse, la realizaron dos de sus hijos José Joel y Marysol Sosa, acompañada de su esposo Xavier Orozco y Anel Noreña.

Al darle inicio al acto, la familia se mostró bastante conmovida, pues dieron paso a entonar La nave del olvido de parte de la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Enrique Ramos.

Otra de las interpretaciones fueron Regálame está noche, El triste, y un bis de La nave del olvido. Una mujer decidió cantarle y fue pacientemente escuchada, una porra también sonó, con todo el respeto que amerita el momento. Minutos más tarde a la guardia de honor su sumó Alex de la Madrid, quién encarnó al intérprete en su serie.

Entre las personalidades que asistieron a la ceremonia estaban, los cantantes Emmanuel, Lucía Méndez y Dulce, que se acercaron a abrazar y a expresarles su cariño a los retoños de José José, quienes se mantenían junto al féretro que guarda las cenizas de su padre, pues su hija menor Sara Salazar, decidió que su cuerpo fuera cremado.

Leer también: Endy Chávez de pelotero a actor (+VIDEO)

Importantes personajes del gobierno de México también se dieron cita al lugar. En el recinto se encontraban  Alejandra Frausto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real, todos también le hicieron guardia de honor a uno de los cantante que marcó época y que dejó un legado artístico fundamental para los mexicanos.