El Dolby Theatre de Los Ángeles recibió desde las 6:00pm (Hora Venezuela) a los artistas que, al calor y la euforia de la gala de los Oscar 2020, se acercaron para dejar su rastro en la alfombra roja previa a la ceremonia.

Junto a la estatua, símbolo de los premios más famosos del mundo, el ambiente de excitación enmarcó la 92 edición que ya traía sus propias claves y emociones.

Uno de los primeros en desfilar fue el extravagante cantante y actor de Broadway, Billy Porter. Cubierto en plumaje dorado y una larga falda  pintada a mano que estremeció a los presentes. Además de incluir botas de gran tacón a juego con su atuendo.

Definitivamente, Porter, siempre apuesta por romper esquemas con sus atuendos e impresionar a sus seguidores y a los amantes de la moda.

Sin mucha preocupación pero ambos vestidos con un impecable black tie acudieron George MacKay y Dean-Charles Chapman, actores de 1917.

Parte del equipo de Parásitos a su llegada al Dolby Theatre.

Kristin Cavallari también ha sido de las primeras en llegar con un diseño de Valdrán Sahnti con escote corazón en azul celeste satinado y un maquillaje con delineado azul en los párpados.

La modelo Lily Aldridge llegó radiante de blanco con un diseño de Ralph Lauren con detalle de flor roja en un costado. Un diseño cruzado con escote en V pronunciado.

Hay que señalar que durante los primeros compases de la alfombra la lluvia también se echó su asomada. Sin embargo, las personalidades continuaron con su desfile sin ningún problema, ya que la Academia de Hollywood instala cada año una carpa transparente para proteger a los nominados de cualquier eventualidad meteorológica.

El actor y conductor de televisión Mario Lopez apostó por un clásico traje negro y se unió a la lista de los primeros en posar a la prensa estadounidense.

Por su parte, la periodista Tamron Hall apareció con un particular look que, desde ya, la metió de cabeza entre los peor vestidos.

La pequeña Julia Butters sorprendió a más de uno. Con su encanto y dulzura llegó a la alfombra portando elegancia de pies a cabeza. Asimismo, dejó claro que llevaba un sándwich en su cartera para no dejar que el hambre se apodere de ella durante la gala.

Giuliana Rancic, la mítica conductora de las alfombras rojas, lució un vestido rojo con una falda de plumas y la parte superior de la pieza íntegramente bordada con venecitas.

Cuando se trata de Black Chyna, nunca deja nada para la imaginación. En este caso, lució un escote en V en el pecho y dejó al descubierto su pierna derecha.

Spike Lee, uno de los cineastas que suele llamar la atención en las distintas Alfombras. Este año se desquitó con un homenaje a Kobre Bryant.

Facebook Comments