El triste caso de Gabriel Cruz, un niño de apenas 8 años, asesinado por su madrastra Ana Julia Quezada, sacude España y el mundo entero.

El cadáver fue hallado en el maletero del automóvil de la novia dominicana de su padre.

“¡Pena de muerte! ¡Hija de p…”, se escuchó la noche del domingo en frente a la dirección de la Guardia Civil en Almería, donde se juntó un grupo grande de personas para demostrar su rechazó hacía la mujer de 43 años, allí detenida.

Según varias fuentes españoles indicaron que Ana Julia discutió con el menor y lo golpeó con la punta de un hacha y para completar el asesinato lo asfixió.

El diario español “El País” investigó el asesinato de Gabriel y aseguró que Ana Julia está colaborando y respondiendo todas las preguntas de las autoridades. Además dicen que “se mantienen convencidos de que actúo sola”.

La dominicana entre lágrimas contó que la tarde del asesinato salió de la casa después de Gabriel, se lo encontró y le dijo que le acompañará a la finca de Rodalquilar. Cuando entraron, según sus palabras, discutieron, le dio un golpe y el niño inmediatamente perdió el conocimiento.

“Le dio un mal golpe en la cabeza con la punta roma de un hacha y luego lo asfixió… ella se asustó y lo mató obstruyeron la respiración. Después le desnudó, arrojó su ropa en un contenedor lejano y enterró el cuerpo del niño en una fosa que cavo esa misma tarde junto al pozo”, señala La Vanguardia.

Comentarios