El mexicano, Alejandro Fernández, se ha visto involucrado en problemas legales, y es que al parecer el cantante hizo caso omiso de la agresión de dos de sus guardaespaldas a dos personas invitadas a una fiesta en la ciudad de México.

El hecho en que se ve implicado el potrillo, ocurrió el pasado mes de febrero en una fiesta, luego que el cantante se presentara en la capital y fue entonces cuando un joven asistente a dicha presentación comenzó a tomar fotografía con su celular, esto provocó que uno de sus guaruras reaccionara golpeándolo mientras que el otro golpeaba al joven que trató de detener el acto violento.

Luego del mal momento que acabó con la presentación del cantante, el abogado de las víctimas introdujo una demando y aseguró que Fernández debe presentarse como testigo, de lo contrario estaría implicado en dicha demanda por “delito de omisión”.

En el proceso de introducir la demanda, el abogado expresó a los medios de comunicación “Podría tener un grado de participación, de inicio, él debe de comparecer como testigo de los hechos porque él estuvo presente ahí”.

Lo más extraño del caso es que ¿por qué esperar tanto tiempo para demandar?, ¿por qué no se hizo pública la noticia en el momento de la golpiza?, pues no es sino hasta ahorita que la prensa mexicana y mundial se dan por enterados de la situación legal que afronta el hijo de Vicente Fernández.

Hasta el momento no se ha conocido el monto que debe pagar el intérprete de “Canta corazón”, por culpa de sus  guardaespaldas, pues los médicos que atendieron a las víctimas y la autoridad encargada del caso no han dado declaraciones.

Comentarios