En Malasia, un joven de 16 años fue convencido por su deseo sexual y utilizó la tubería del baño de su casa para darse el placer que tanto ansiaba, pero tuvo un trágico final.

El miembro del adolescente en busca de placer quedó atorado en el albañal, y al ver que no podía sacarlo le pidió, a gritos, ayuda a sus familiares, quienes en cuanto se dieron cuenta de lo que sucedía, llamaron de inmediato a los servicios de emergencia.

Aunque, todo parecía indicar que se quedaría sin su “coso”, los rescatistas lograron cortar la tubería con una sierra, pero sin causarle ningún daño al menor.

Leer también: Muere Dumbo, bebé elefante que era explotado en Tailandia

De acuerdo con información extraída de la revista mexicana TVNotas, el hombre ya se encuentra estable y pasando el susto.

Facebook Comments